D'A

Edición 4: February de 2015

Aunque com más retraso del que quisiéramos sale al fin una nueva entrega de D’A digital, la cuarta ya. En este caso el protagonista del Dossier es una de las obras que Francesc Mitjans realizó en Mallorca en los años sesenta, el Mallorca Tenis Club.

Se trata de una obra no demasiado conocida, pero que fue incluida en la monografía que le dedicó el Col·legi d’Arquitectes de Catalunya en 1996 y en la Guía de Arquitectura de Palma que editó hace años nuestro Colegio. Con todo, como ha pasado en tantos otros casos, ser una pieza reconocida de arquitectura no bastaba para garantizar su conservación. Además el hecho de tratarse de un edificio deportivo vinculado a los plazos de la concesión de explotación de unos terrenos de propiedad municipal, y que este plazo ya se acababa, provocaba que su futuro en estos últimos años no estuviera nada claro. Y a todo esto hay que añadir que su mantenimiento era de cada vez más deficiente, con la consiguiente degradación que esta circunstancia comportaba.   

Por este motivo habíamos decidido dedicarle uno de los Dossier de D’A, para contribuir a su conocimiento y valoración. Si hasta ahora, en los tres números anteriores, los Dossier habían servido para celebrar la rehabilitación de diferentes ejemplos relevantes de nuestra arquitectura, en este caso debería servir para denunciar, con la documentación presentada, la situación de peligro en la que se encontraba una de las obras más interesantes de la arquitectura de la segunda mitad del siglo XX en Mallorca.

Pero el retraso en salir la revista de que hablábamos al principio parece que en este caso ha jugado a nuestro favor y ha posibilitado que, mientras la íbamos preparando, las perspectivas de futuro del Mallorca Tenis Club cambiasen. Durante este tiempo el Tenis ha sido declarado Bien Catalogado y, por tanto, goza ya de un grado de protección, y por otro lado, la propuesta ganadora del concurso -con un proyecto de Rafael Vidal Juste- para otorgar la nueva concesión de estas instalaciones deportivas, nos permite confiar en que se procederá a una rehabilitación respetuosa de todo el conjunto y tendente a recuperar la imagen original del edificio.

Sirva, por tanto, este Dossier para reafirmar la necesidad de proceder a la rehabilitación de todo el conjunto (edificio, pistas, piscina y jardines) del Mallorca Tenis Club y para contribuir a su conocimiento a través de dos artículos. El primero, de Joan F. Verger, glosa las excelencias de la propuesta arquitectónica de Mitjans como marco idóneo para la práctica del tenis a partir de sus recuerdos como jugador. En el segundo, Alfons Romero aprovecha la circunstancia de que Mitjans proyectara varias obras más en Mallorca, para analizarlas, documentarlas y situarlas en el conjunto de su dilatada carrera profesional.

El apartado Trayectoria de esta nueva entrega está dedicado a la obra de Joan Riera. De alguna manera se trataba también de una asignatura pendiente. Y difícil: resumir en una selección de siete obras todo lo que nos enseña su manera de ser arquitecto. Esta ha sido la intención del artículo de Mireia Cabaní que sirve de introducción a la visión que de su arquitectura nos ofrecen los proyectos seleccionados.

 

Martí Lucena

© D’A digital COL·LEGI OFICIAL D’ARQUITECTES DE LES ILLES BALEARS